Fellow 2016
Óscar Muñoz
Región Metropolitana

Un día cualquiera, un amigo de Oscar Muñoz (26) le preguntó
si le podía cortar una botella para convertirla en vaso. Oscar no titubeó, fue al refrigerador, se tomó una cerveza, la cortó y creó el primer vaso de botella Green Glass.  

Desde ese día, la misión de este joven emprendedor social es demostrar que el vidrio no es basura. Su objetivo es hacer con que cada vaso del mundo sea de botella. El reto es importante: sólo el Chile se producen 5 millones de botellas al día. De esos, ni el 10% se logra recuperar, pese a que el vidrio es 100% reciclable. Green Glass quiere revertir esa situación atacando dos problemas principales: el primero es lograr que generar conciencia para que las personas reciclen. La segunda es trabajar un problema social: más de la mitad del reciclaje doméstico en Chile es hecho por los recicladores de base (60.000 personas recolectan material para vivir) pero esos recicladores no juntan botellas porque la industria paga solamente $3 pesos chilenos por botella. Green Glass ha logrado aumentar el precio de lo que reciben al doble (de $10 a $20 el kilo) gracias a un convenio con el mayor productor y comprador de vidrio de Chile. Esta acción apoya a que el trabajo de los recicladores de base sea valorado y reconocido.

A la fecha han salado más de 100.000 botellas de la basura. E incluso han logrado traer todo el vidrio de la Isla de Pascua, para reciclaje

green.glass.chile@gmail.com

www.greenglass.cl

Foto: www.ecommerceday.cl